Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Te podría gustar
Envío GRATIS en compras mayores a $599
rutina de skincare

Rutina de skincare

Descubre la rutina perfecta de skincare para una piel radiante

La belleza comienza con una piel saludable. Una rutina de skincare adecuada puede ayudarte a lograr una piel radiante y de aspecto fresco. Pero con tantos productos y consejos disponibles, puede ser abrumador saber por dónde empezar. En este blog, te guiaremos a través de una rutina de skincare básica que puedes personalizar para satisfacer las necesidades específicas de tu piel. ¡Acompáñanos!

Paso 1: Limpieza

Ya sea que tengas piel grasa, mixta o seca, la limpieza es el primer paso fundamental en cualquier rutina de skincare. Elimina el maquillaje, el exceso de grasa y las impurezas que se acumulan en tu piel durante el día. Escoge un limpiador suave y libre de sulfatos que sea adecuado para tu tipo de piel. Limpia tu rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche, para mantenerlo limpio y fresco.

rutina de skincare para piel grasarutina de skincare para piel grasa

Paso 2: Exfoliación (1 vez por semana)

La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel, revelando una tez más suave y radiante. Utiliza un exfoliante suave una o dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel. Los exfoliantes químicos con ácido glicólico o salicílico son ideales para la mayoría de las personas, pero asegúrate de no exfoliar en exceso, ya que esto puede dañar la piel.

Paso 3: Tónico

El tónico equilibra el pH de tu piel y prepara la piel para los productos posteriores. Escoge un tónico que se adapte a tu tipo de piel y aplícalo después de la limpieza y la exfoliación (si la haces). Los tónicos hidratantes son ideales para pieles secas, mientras que los tónicos astringentes son buenos para pieles grasas.

Paso 4: Sérum

Los sueros son concentrados de ingredientes activos que pueden abordar problemas específicos de la piel, como las arrugas, las manchas oscuras o la hidratación. Elije un sérum que se adapte a tus necesidades y aplícalo después del tónico. Masajea suavemente el sérum en tu piel y deja que se absorba completamente. Usa diferentes sueros para diferentes necesidades:

  • Ácido Hialurónico: Es el responsable de mantener el tono, la textura y la hidratación de la piel. Mantiene la piel elástica, hidratada y tonificada "
  • Niacinamida: tiene propiedades sebo-reguladoras y antiinflamatorias que combaten y reducen el acné. Ingrediente que refuerza la creación de células nuevas para mantener tu rostro libre de impurezas.
  • Vitamina C: frece una potente protección antioxidante queayuda a proteger todo tipo de pieles (incluidas las sensibles) de los radicales libres causados por factores ambientales como la contaminación

Paso 5: Hidratación

La hidratación es esencial para mantener la piel suave y saludable. Escoge una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel y aplícala después del sérum. Si tienes piel grasa, opta por una crema hidratante libre de aceite, mientras que las pieles secas pueden beneficiarse de una crema más rica.

rutina skincare piel grasa

Paso 6: Protector Solar (mañana)

La protección solar es crucial para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y protegerla de los daños causados por el sol. Aplica un protector solar de amplio espectro con al menos SPF 30 todas las mañanas, incluso en días nublados.

Paso 7: Cuidado Nocturno

Por la noche, puedes incluir productos adicionales según tus necesidades específicas, como una crema antiarrugas o una máscara hidratante. No te olvides de hidratar tus labios con un bálsamo labial.

Consejos adicionales

  • Bebe agua: Mantén tu piel hidratada desde el interior bebiendo suficiente agua durante el día.
  • Dieta saludable: Una alimentación rica en antioxidantes, vitaminas y minerales contribuye a una piel más saludable.
  • Descanso: Duerme lo suficiente para permitir que tu piel se repare y regenere durante la noche.
  • Lava tus brochas de maquillaje: La limpieza regular de tus herramientas de maquillaje evita la acumulación de bacterias en la piel.

Recuerda que la consistencia es clave en cualquier rutina de skincare. No esperes resultados instantáneos; dale tiempo a tu piel para que se adapte y mejore. Además, consulta a un dermatólogo si tienes preocupaciones específicas sobre tu piel o si estás considerando la incorporación de productos más avanzados.

Con una rutina de skincare adecuada y un cuidado constante, puedes lograr una piel radiante y saludable que te hará sentir más confiada y bella.

¡Comienza hoy mismo y disfruta de los beneficios de una piel bien cuidada!