Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Te podría gustar
Envío GRATIS en compras mayores a $599
toallas para incontinencia urinaria

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es un tema del que no se habla a menudo ya que está cubierto por un manto de vergüenza y tabú. Sin embargo, esta condición médica afecta a millones de personas en todo el mundo, independientemente de su edad, género o estatus social. Es hora de desterrar el estigma y abrir un diálogo franco sobre este problema de salud que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes lo padecen. ¡Acompañanos!

En términos simples, la incontinencia urinaria se refiere a la pérdida involuntaria de orina. Puede manifestarse de diferentes maneras, desde pequeñas pérdidas ocasionales hasta episodios más graves y frecuentes que pueden afectar las actividades diarias de una persona. Las causas pueden ser variadas, que van desde factores relacionados con el envejecimiento y el parto hasta condiciones médicas subyacentes como diabetes, obesidad o enfermedades neurológicas.

Causas de la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria puede ser causada por una variedad de factores, que pueden ser físicos, médicos o relacionados con el estilo de vida. Aquí hay algunas de las causas más comunes:

  1. Debilidad de los músculos del suelo pélvico: Los músculos del suelo pélvico son fundamentales para controlar la vejiga y el recto. La debilidad en estos músculos, que puede ocurrir debido al parto, el envejecimiento, la obesidad o la falta de ejercicio, puede conducir a la incontinencia urinaria.
  2. Lesiones o daños nerviosos: Lesiones en los nervios que controlan la vejiga pueden causar problemas de comunicación entre el cerebro y la vejiga, lo que resulta en incontinencia urinaria. Estas lesiones pueden ser el resultado de cirugía pélvica, accidentes, enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple o diabetes.
  3. Cambios hormonales: En las mujeres, los cambios hormonales durante la menopausia pueden debilitar los músculos del suelo pélvico y los tejidos de soporte de la vejiga, lo que puede contribuir a la incontinencia urinaria.
  4. Enfermedades y condiciones médicas: Varias condiciones médicas pueden causar incontinencia urinaria, como infecciones del tracto urinario, cálculos renales, diabetes, enfermedades neurológicas (por ejemplo, Parkinson, accidente cerebrovascular), trastornos de la próstata en hombres, entre otras.
  5. Medicamentos: Algunos medicamentos, como los diuréticos, los sedantes, los relajantes musculares y los bloqueadores alfa, pueden aumentar el riesgo de incontinencia urinaria al afectar la función de la vejiga o los músculos del suelo pélvico.
  6. Consumo de alcohol y cafeína: El alcohol y la cafeína pueden irritar la vejiga y aumentar la producción de orina, lo que puede empeorar la incontinencia urinaria en algunas personas.
  7. Constipación crónica: La constipación crónica puede ejercer presión sobre la vejiga y los músculos del suelo pélvico, lo que puede contribuir a la incontinencia urinaria.

Tratamiento para la incontinencia urinaria

El tratamiento para la incontinencia urinaria puede variar según la causa subyacente, la gravedad de los síntomas y las preferencias individuales del paciente. Aquí hay algunas opciones de tratamiento comunes:

    • Ejercicios del suelo pélvico (ejercicios de Kegel): Estos ejercicios consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico para fortalecerlos. Son especialmente útiles para la incontinencia de esfuerzo y la incontinencia urinaria mixta.
    • Terapia conductual: La terapia conductual puede incluir técnicas como el entrenamiento de la vejiga, que implica programar visitas al baño en intervalos regulares, y la técnica de parada y arranque, que implica detener el flujo de orina durante la micción para fortalecer los músculos del suelo pélvico.
    • Modificación de estilo de vida: Algunos cambios en el estilo de vida, como perder peso si es necesario, evitar el consumo de alcohol y cafeína, dejar de fumar y tratar la constipación crónica, pueden ayudar a mejorar los síntomas de la incontinencia urinaria.
    • Dispositivos de contención: Los dispositivos como los protectores absorbentes, los catéteres externos y los pesarios vaginales pueden ayudar a manejar la incontinencia urinaria y proporcionar protección contra las fugas.
    • Medicamentos: Dependiendo del tipo de incontinencia urinaria y su causa subyacente, se pueden recetar medicamentos como antimuscarínicos, agonistas beta-3 adrenérgicos o estrógeno (en el caso de las mujeres posmenopáusicas) para ayudar a controlar los síntomas. Te queremos enseñar un dispositivo que ha demostrado ser de los mas eficientes para combatir la incontinencia urinaria: 

tratamiento para la incontinencia urinariaincontinencia urinariaSILK'N TIGHTRA - REAFIRMANTE ÍNTIMO FEMENINO

-Fortalece los músculos del suelo pélvico
-Ayuda a prevenir pérdidas leves de orina
-Mejora la sensibilidad en la vagina
-Rejuvenece el exterior de la vagina
-Resultados apreciables en solo cuatro semanas. 

Puedes adquirirlo de forma segura en cualquiera de estas páginas: 

TESTIMONIO TIGHTRA: 

 La incontinencia urinaria no debería ser motivo de vergüenza o silencio. Es una condición médica común que afecta a personas de todas las edades y antecedentes. Al hablar abiertamente sobre ella, podemos desafiar el estigma, brindar apoyo a quienes la padecen y trabajar juntos hacia una mayor comprensión y aceptación.

¡Es hora de romper el silencio y hacer que la incontinencia urinaria sea parte de la conversación sobre la salud y el bienestar!