Left Continuar la compra
Pedido

Su carrito actualmente está vacío.

Te podría gustar
Envío GRATIS en compras mayores a $599
maquillaje bronceado

Maquillaje bronceado

El bronceado perfecto no requiere horas bajo el sol. De hecho, con los productos y técnicas adecuados, puedes conseguir un look soleado que no solo resalta tu belleza natural, sino que también protege tu piel de los efectos dañinos del sol. En esta guía, te mostraremos cómo lograr ese deseado brillo dorado con maquillaje, adecuado para cualquier ocasión y temporada.

Paso 1: Preparación de la piel

Antes de comenzar con el maquillaje, es esencial preparar tu piel adecuadamente para asegurar un acabado suave y duradero.

  • Limpieza e hidratación: Comienza con una limpieza profunda usando un limpiador facial que se adecúe a tu tipo de piel. Luego, aplica una hidratante ligera para mantener la piel nutrida y lista para el maquillaje.
  • Primer: El primer es tu mejor aliado para un maquillaje duradero. Elige uno que suavice las líneas de expresión y minimice los poros, preparando la piel para una aplicación de maquillaje uniforme. En nuestro blog "¿Para que sirve el primer de maquillaje?" puedes descubrir mas a profundidad los beneficios de usar primer.

Sección 2: Base y correctores

Una base adecuada es la clave para un efecto bronceado natural.

  • Elección de la Base: Selecciona una base de maquillaje un tono más oscuro que tu piel natural, pero que aún se integre bien sin parecer artificial. La técnica de aplicación debe ser meticulosa, utilizando esponjas de maquillaje o brochas para difuminar perfectamente.
  • Correctores: Aprovecha los correctores para ocultar cualquier imperfección. Un corrector de color verde puede neutralizar rojeces, mientras que uno amarillo puede iluminar áreas más oscuras bajo los ojos.

Sección 3: Bronceado sin sol

La aplicación del bronceador es crucial para simular ese beso del sol.

  • Bronceador: Dependiendo de tu preferencia, puedes elegir entre un bronceador en polvo o en crema. Para un acabado más natural, el bronceador no debe tener demasiado brillo.
  • Técnica de aplicación: Aplica el bronceador donde el sol naturalmente golpearía tu cara: las sienes, los pómulos, el puente de la nariz, y ligeramente en la barbilla. Usa movimientos circulares y asegúrate de difuminar bien para evitar líneas duras.

Sección 4: Iluminador y rubor

Estos toques finales traen dimensión y vida al rostro.

  • Iluminador: Aplica el iluminador en los puntos altos de tu cara, como los pómulos, el arco de Cupido y justo debajo de las cejas. Esto no solo acentúa las características, sino que también complementa el efecto bronceado con un brillo saludable.
  • Rubor: Elige un rubor en tonos tierra o durazno para mantener la armonía con el bronceado. Aplicado correctamente, puede hacer que el bronceado parezca más natural y vibrante.

Sección 5: Detalles finales

  • Ojos y Labios: Para los ojos, opta por sombras en tonos cálidos como marrones y bronces, y termina con una máscara de pestañas resistente al agua para definir tus pestañas. En los labios, un gloss en tono nude o rosado suave complementará sin competir con el brillo natural de tu piel.
  • Fijador de Maquillaje: Un buen spray fijador es esencial para mantener todo en su lugar, especialmente si buscas que tu maquillaje bronceado dure todo el día.

Crear un efecto bronceado con maquillaje es una forma excelente de resaltar tu belleza natural sin comprometer la salud de tu piel. Con los productos y técnicas adecuados, puedes lograr un look radiante que sea tanto encantador como duradero.